lunes, 18 de septiembre de 2017

Qué leo | 18.09.17

Se me pasó la fecha de devolución del libro que estaba leyendo (Las chicas de septiembre) porque no me enganchó y no estaba leyendo ágil, así que he comenzado otro libro, aunque volveré a Maureen Lee en el futuro.

Decidí ponerme con una novela de gran éxito el año pasado, y que de hecho terminé comprándome la saga en Círculo de Lectores: La amiga estupenda, de Elena Ferrante. La verdad es que aluciné con el éxito repentino de estos libros, pasa de vez en cuando, que de repente, ¡bum! Fui reacia, y como os digo al final me los compré porque ofrecieron la colección completa, espero que me gusten. Por el momento llevo muy poquito, como 50 páginas, así que no os puedo decir mucho más que es un estilo lento, pausado, contado en primera persona como si fueran unas memorias. Es el primero de cuatro libros, y empieza con una desaparición. A partir de ahí, da marcha atrás y empieza a relatar su vida la protagonista.


No os pego la sinopsis porque yo tampoco la leí, pero podéis mirar su página en Goodreads.

Además, como este es en tapa dura y pesa bastante, estoy utilizando el reader para llevar en el bolso, incluso para antes de dormir. Quiero darle algo de vidilla, aunque no me guste mucho leer en esa plataforma. Yo soy de papel, qué queréis que os diga.

Pero como quiero usarlo, y a veces me es útil, le he metido A medianoche, de Nora Roberts. No tenía ni idea de qué iba, pero leí un capítulo y ya estoy intrigada, porque ya han pasado cosas. Os dejo también el enlace a Goodreads.



¿Los habéis leído?

martes, 12 de septiembre de 2017

Mi viaje a Conil - Cádiz | I. Conil

No es que yo viaje mucho a lo largo del año, pero desde hace poco cada vez que lo hago busco librerías o ferias y compro algún libro allá donde voy. ¡Qué mejor excusa! Normalmente es un viaje al año, el de verano, el que hago, así que esto no se podría llamar "sección" del blog, pero en esas ocasiones os traeré una entrada sobre las librerías que visito, a ver qué os parece.

Este año nos fuimos a Conil, que debíamos de ser los últimos de Asturias que aún no habían ido nunca, jajaja. Fueron además unas vacaciones en un nuevo formato para ambos (Arturo y yo), ya que decidimos alquilar un chalet y así llevarnos a Dobby, nuestro teckel, que dejarlo tantos días en casa al cuidado de los abuelos era demasiado. Al final fue un éxito total, tuvimos ambiente cuando quisimos, y relax en cuanto retirábamos a nuestra casita. El perro se portó fenomenal y en unas horas ya tenía la casa dominada, se lo pasó pipa.


Yo ya llevaba miradas un par de librerías del pueblo. Si hay más, lo desconozco, porque son las que vi en Google Maps y que además quedaban más o menos a mano de una de las zonas a las que solíamos ir, que era digamos la más "normal", es decir, no la zona más turística donde lo que hay más que nada, aparte de bares, son tiendas de souvenirs y de ese estilo. Total, que un día decidimos pasar la mañana en esa parte de Conil, tomar algo e ir al banco, y yo aproveché a mirar las librerías. Tengo un novio genial que además me suele acompañar, hasta que ve que encuentro un sitio que me gusta donde voy a echar más tiempo, y hace mutis para ir a por una caña (bien merecida) ;).


Empezamos con la más pequeñita de las dos, y con pequeñita quiero decir que era de unos 3x3 metros, jajaja. La cebra lectora se llama. ¿Hola? ¿Puede haber un nombre más genial para una librería? Más que nada tenían libros infantiles, y muy poquito para adultos, las últimas novedades y ya, pero me gustó mucho. Ahí no compré nada, pero si vais con niños o queréis comprar para niños, os la recomiendo.


La otra librería que visitamos en Conil fue María Zambrano. Sin un nombre tan atractivo, ni un local especialmente destacable, tenía bastante variedad tanto en formato grande como de bolsillo, incluso un par de baldas de libros en oferta. Aquí sí que compré un ejemplar, porque estaba claro que uno me iba a llevar. Pero de eso os hablaré en otra entrada.


Por último para acabar esta primera parte del viaje libresco, había una cosa genial al lado de la playa, ¡un mercadillo de libros! Se me olvidó preguntar... (soy novata en esto de los reportajes de viajes de librería xD) pero quizá esté por el verano solamente, al igual que uno que había de cosillas varias en el paseo (ropa, bolsos, bisutería... ya sabéis). Aún así, ¡es genial! Y no, ahí no compré nada porque no vi nada que quisiera para YA, que sino...

Si queréis saber algo más (que no sepáis ya) sobre Conil o cualquier cosa, podéis preguntarme, porque bueno, aquí mi idea era relataros mi persecución del vicio durante mi viaje xD. Al igual que en entradas futuras sobre este tema. La segunda parte (he decidido separarlo para no ser un coñazo y para tener los lugares por separado) vendrá pronto ;) y ahí sí que arrasé.

viernes, 1 de septiembre de 2017

El ruiseñor - Kristin Hannah

De vez en cuando llega una novela como El ruiseñor y me da con todo su peso en los morros. Y bien llevada.


Título: El ruiseñor
Autor: Kristin Hannah
Título original: The nightingale
Año: 2015
Traductor: Laura Vidal
Edición: Suma de Letras, 2016
Origen: Biblioteca
Leído: 21-31 agosto 2017
Nota: 5/5


Argumento: (Goodreads)

Francia, 1939.

En el tranquilo pueblo de Carriveau, Vianne Mauriac se despide de su marido, Antoine, que debe marchar al frente. Ella no cree que los nazis vayan a invadir Francia, pero lo hacen, con batallones de soldados marchando por las calles, con caravanas de camiones y tanques, con aviones que llenan los cielos y lanzan bombas sobre los inocentes. Cuando un capitán alemán requisa la casa de Vianne, ella y su hija deben convivir con el enemigo o arriesgarse a perderlo todo. Sin comida ni dinero ni esperanza, Vianne se ve obligada a tomar decisiones cada vez más difíciles para sobrevivir.


La hermana de Vianne, Isabelle, es una joven rebelde de dieciocho años que busca un propósito para su vida con toda la temeraria pasión de la juventud. Mientras miles de parisinos escapan de la ciudad ante la inminente llegada de los alemanes, Isabelle se encuentra con Gaëtan, un partisano que cree que los franceses pueden luchar contra los nazis desde dentro de Francia. Isabelle se enamora completamente pero, tras sentirse traicionada, decide unirse a la Resistencia. Sin detenerse nunca para mirar atrás, Isabelle arriesgará su vida una y otra vez para salvar a otros.




Opinión:

Soy un poco anti-bestsellers. No por el calificativo "bestseller", sino porque normalmente me dan la impresión de estar un poco sobre valorados, de ser de esas novelas boom que de repente todo el mundo adora y le cambia la vida. Por eso suelo esperar un tiempo antes de aventurarme con ellas. En El ruiseñor se une a su vez el tema tratado: la II Guerra Mundial, muy propicio a los booms de los que os hablo. Pero el destino quiso que mi biblioteca lo comprara, y yo me hice con él en mi última visita. Me atrapó en la primera página.

En El ruiseñor tenemos dos protagonistas, hermanas, que no podían ser más diferentes entre sí; mientras una es tranquila y se mantiene alejada de los problemas, la otra es una rebelde por naturaleza. Ambas han tenido una vida dura, y cada una lo ha intentado superar a su manera. Pero la guerra les hará cambiar a las dos.

La guerra. Nunca había leído nada escrito desde el punto de vista del que está narrada esta historia. Y es que nuestras protagonistas son francesas, civiles, personas normales y corrientes a las que la invasión alemana las sorprende, y es lo primero que leo ambientado en ese país durante la II G. M., al menos que recuerde. Y son además mujeres, otro aspecto del que me ha encantado aprender algo; el papel de la mujer durante la guerra, cuando teóricamente "no valen para nada", se quedan en sus casas con sus niños, la guerrilla que tienen entre sus manos no es para nada menos que la del campo de batalla propiamente dicho. Había tantas cosas por las que se jugaban la vida...

Por otro lado, he conocido la existencia de la resistencia del pueblo francés, que al ver que su gobierno no peleaba por Francia, tomaron la justicia de su mano y lucharon contra los alemanes como podían. No quiero desvelar nada porque para mí, que no sé mucho de estos temas, muchas de las cosas que cuenta Kristin Hannah me sorprendieron. 

Por supuesto las crueldades nazis tienen su espacio en esta novela, pero sin regodearse en el horror la autora consigue hacernos sentir el asco y el miedo que merecen ciertos comportamientos. También nos enseña otras caras del ejército alemán, pues, en el fondo, eran personas, y no todos se transformaron por las ansias de poder.

Nunca me había pasado, pero creo que algunos personajes de esta novela se quedarán conmigo algún tiempo. Isabelle y Sophie fueron quizá las que más me hicieron sentir, una por su forma de ser, la otra por cómo sacó fuerzas para luchar por su supervivencia aún sin entender lo que pasaba.

Os recomiendo mucho la lectura de El ruiseñor, no hagáis como yo, que algunas veces los éxitos literarios lo son por algo... ;)

<<A los hombres les gusta contar historias. Las mujeres nos limitamos a seguir con nuestras vidas. Para nosotras fue una guerra en la sombra. Cuando se terminó, no tuvimos desfiles ni medallas ni menciones en los libros de historia. Durante la guerra hicimos lo que debíamos y cuando terminó recogimos los pedazos y empezamos de nuevo.>>

martes, 29 de agosto de 2017

Qué leo... en vacaciones

¡Hola, hola! Estoy disfrutando mucho de la lectura de El ruiseñor. Empecé a toda máquina con él porque la verdad es que es muy interesante. Trata la II Guerra Mundial desde un punto de vista nuevo para mí, y me tiene atrapada. Ya lo hubiera terminado si no hubiese sido por el trajín pre-vacaciones. ¡Y eso que he descubierto que no me mareo en el coche!

Pero eso es tema para otro día. Hoy quiero contaros qué libros me he traído conmigo, aparte, claro está, de El ruiseñor de Kristin Hannah.


Si recordáis, hace unos posts os hablaba de The hunger games, y aquí tengo listo para leer Catching fire, segunda parte de la trilogía de Suzanne Collins. Las chicas de septiembre es el otro libro que saqué de la biblioteca junto con El ruiseñor, y será mi primer contacto con Maureen Lee. Tenían unos cuantos, así que cogí uno al azar, no sé si habré acertado con el mejor o qué. Y el último que veis ahí quizá os sorprenda: Crepúsculo, de Stephenie Meyer. Y es que tengo la saga completa y nunca pasé del segundo. Aprovechando que salía mencionada la autora en mi edición de The hunger games, recuperé mi colección y voy a por ellos, jaja.

Por el momento no he leído mucho. "Aterrizamos" ayer aquí, y todavía estamos adaptándonos, pero supongo que cuando pillemos el ritmo playa/piscina mi lectura aumentará, o al menos eso espero, que también me he traído el ereader llenito xD.

¿Qué estáis leyendo vosotros?

jueves, 24 de agosto de 2017

La evolución de Calpurnia Tate - Jacqueline Kelly

Bueno, después de una lectura triste y agónica, cambié de palo y volví a disfrutar de esta novela que os traigo hoy.


Título: La evolución de Calpurnia Tate
Autor: Jacqueline Kelly
Título original: The evolution of Calpurnia Tate
Año: 2009
Traductor: Isabel Margelí
Edición: Rocabolsillo, 2013
Serie: Calpurnia Tate #1
Origen: Comprado, 2013
Leído: 11 - 21 agosto 2017
Nota: 5/5

Argumento: (Goodreads)

En el verano de 1899 Calpurnia Tate vive en un pequeño pueblo de Texas rodeada por sus siete hermanos. A pesar de que su madre quiere que sea una señorita que sepa coser, cocinar y tocar el piano, a Calpurnia le atrae el laboratorio secreto de su abuelo. Poco a poco, le enseñará cómo curiosear y observar la naturaleza que les rodea.


Opinión:

Estamos ante un libro que me ha en-can-ta-do. Como comentaba al inicio del post, esta no ha sido la primera vez que leía La evolución de Calpurnia Tate, yo ya conocía a Callie Vee de hace algún tiempo.  Cuando salió a la venta en bolsillo y me lo encontré, me atrajo inmediatamente. A la vista es precioso, se han currado una edición de lo más bonita, y la verdad es que al leerlo, le pega a la historia que alberga.

Callie Vee es una niña de once años que vive en Texas a final del siglo XIX con su familia, que incluye seis hermanos chicos. Ser la única chica es complicado, y más cuando lo que te gusta no es precisamente las labores del hogar y la costura... A Callie le gusta inspeccionar el terreno que rodea su casa y analizar lo que ve. De esta manera se acerca a su abuelo, y desde ese momento todo cambiará para ella. Es un personaje de lo más entrañable, y desde mi punto de vista, mujer, que toda mi vida viví en el campo, y que de pequeña me encantaban los animales y todo lo que tenía que ver con la naturaleza, pues me parece imposible no quererla e identificarse. También es una imagen de rebeldía, visto desde la distancia temporal. A través de los ojos de una niña texana vemos muchas injusticias que dependían del color, el género o el estatus de la persona, y son cosas de las que Calpurnia se va dando cuenta.

Pero no es un libro de un solo personaje. El abuelo, aparentemente un cascarrabias al que Calpurnia consigue encandilar, es genial. Ver cómo influye en su nieta me gustó mucho. La madre da una idea de cómo podían ser las madres en esa época, duras por necesidad, sin llegar a ser crueles, pero teniendo que luchar con siete hijos, además de la casa y los trabajadores del algodón. Porque la familia Tate es de lo más acomodado del pueblo de Fentress, poseedores de un importante negocio de ese material. Diría que todos los personajes tienen su lugar, los seis hermanos de Callie se van diferenciando a lo largo del libro (aunque me hacía lío con un par de nombres, no os voy a negar...) y hasta el servicio es relevante, ya que a pesar de ser empleados, negros e hispanos, además, también ayudan en la disciplina de los niños.

En definitiva, un libro muy recomendable. Como dicen en la contraportada del libro, es "el eslabón perdido entre Mark Twain y Charles Darwin". ¿De verdad eso no os anima a leerlo? Lo he visto recomendado para jóvenes, y yo sí que lo hubiese leído, pero vaya, que es un libro-libro, todo letra sin dibujos y de espaciado normal y demás.

"Al fin y al cabo, ¿qué era un libro para mí? En el fondo daba igual. Algún día iba a tener todos los libros del mundo, estantes y estantes llenos. Viviría en una torre hecha de libros, me pasaría el día leyendo y comiendo melocotones."

miércoles, 16 de agosto de 2017

La carretera - Cormac McCarthy

¡Hola! Hoy venimos por aquí con un libro angustioso donde los haya, un libro muy gris, así en general.

Título: La carretera
Autor: Cormac McCarthy
Título original: The road
Año: 2006
Traductor: Luis Murillo Fort
Edición: Debolsillo, 2010
Origen: Comprado, 2017
Leído: 8 - 11 agosto 2017
Adaptación: La carretera (2009)
Premio Pulitzer 2007
Nota: 4/5


Argumento: (Goodreads)

Inquietante y lúcida, la última novela del gran Cormac McCarthy tiene como escenario un terreno baldío, un páramo carbonizado que es lo único que queda de lo que alguna vez fue Norteamérica. Ya no existe más vida sobre la tierra que la humana y los hombres se comen los unos a los otros. Un padre y su hijo recorren este mundo apocalíptico sin saber cuál es su destino. El protagonista recuerda los viejos tiempos, pero no sabe con certeza si esa memoria no es más que un mito, una necesidad de crear una historia fundacional que dé sentido a la desolación que le rodea. Una demoledora fábula sobre el futuro del ser humano, destinada a convertirse en la obra maestra del autor.


Opinión:

Como veis, estamos ante una obra muy angustiosa, en la que conocemos a un padre y su hijo que van caminando hacia el sur, porque por alguna razón el padre cree que hacia esa parte podrán encontrar algo o a alguien. Esto no queda muy claro, el por qué decide que hay que dirigirse al sur, o si es simplemente por ir hacia algún sitio. Pero lo duro no es que tengan que caminar Estados Unidos a través, no; lo peor es hacerlo temiendo lo que puedan encontrarse en el trayecto. Es una historia de supervivencia pura y dura.

Cuando digo que todo en este libro es gris, es tal cual. El mundo está cubierto de una especie de ceniza, así que todo es de ese color. Lo cual ayuda a generar esa angustia, aparte claro está, de los hombres que hay alrededor que nunca saben si son buenos o malos.

Me hubiera gustado saber más sobre la causa de que el mundo haya terminado como lo describe McCarthy, pero lo que está claro es que consigue con creces hacer sentir al lector lo que se supone sienten nuestros protagonistas. ¡Cómo he sufrido con ellos! Te sitúa realmente allí, a su lado, y sientes "la misma" tensión que si estuvieras allí. Vamos, que te convierte en espectador activo.

Destacaría la forma en que está escrito el libro, a párrafos espaciados, sin capítulos, y de forma en ocasiones un poco caótica, es decir, no siempre siguiendo un hilo temporal. Además, en muchas ocasiones emplea en la misma oración unos cuantos "y...", lo que ayuda a crear esa tensión, provocando una lectura a ratos más rápida, más tensa. No sé bien cómo explicarlo, pero al leer esa es la sensación que me daba.

En definitiva, la nota que le he dado a esta novela no es por bonita... es por lograr angustiarme y meterme en un mundo horrible. ¡Olé!

"Si no cumples una promesa pequeña tampoco cumplirás una grande."

¿Lo habéis leído? Yo quiero leer algo más del autor para ver cómo cambia su estilo. Si has leído alguna otra de sus obras, cuéntame :).

domingo, 13 de agosto de 2017

The hunger games - Suzanne Collins

Hace unos días ya que terminé The hunger games, primero como sabéis de la trilogía del mismo nombre escrita por Suzanne Collins, y sigo encantada con lo que lo disfruté. Sobre todo teniendo en cuenta que fue mi vuelta a la lectura en inglés, y que ya había visto la película.

Título: The hunger games
Autor: Suzanne Collins
Año: 2008
Título en español: Los juegos del hambre
Edición: Scholastic, 2012
Serie: The hunger games #1
Origen: Comprado, 2012
Leído: 27 julio - 5 agosto 2017
Adaptación: Los juegos del hambre (2012)
Nota: 4/5


Argumento: (Goodreads)

Ganar significa fama y fortuna. Perder significa una muerte segura. Los Juegos del Hambre han comenzado... 
Un pasado de guerras ha dejado los 12 distritos que dividen Panem bajo el poder tiránico del “Capitolio”. Sin libertad y en la pobreza, nadie puede salir de los límites de su distrito. 
Sólo una chica de 16 años, Katniss Everdeen, osa desafiar las normas para conseguir comida. Sus principios se pondrán a prueba con “Los juegos del hambre”, espectáculo televisado que el Capitolio organiza para humillar a la población. Cada año, 2 representantes de cada distrito serán obligados a subsistir en un medio hostil y luchar a muerte entre ellos hasta que quede un solo superviviente. Cuando su hermana pequeña es elegida para participar, Katniss no duda en ocupar su lugar, decidida a demostrar con su actitud firme y decidida, que aún en las situaciones más desesperadas hay lugar para el amor y el respeto.


Opinión:

Cogí este libro con "miedo", no hacia el argumento ni por ser juvenil, sino porque sabía de qué trataba y pensé que me iba a aburrir el hecho de ya conocer la historia (y el final) y que al estar en inglés encima, lo iba a abandonar. ¡Qué equivocada! Me atrapó, y aunque me planteé otras lecturas para alternar, ya que hacía mucho que no leía en el idioma, al final terminaba cogiendo The hunger games en vez del otro libro. Ya podéis ver que no me llevó tanto tiempo leerlo, teniendo en cuenta además que algunas veces leía en alto para practicar y voy más lenta.

Con esto entenderéis que me gustó, ya no la historia en sí, que no me sorprendió (ojalá lo hubiera leído antes de ver la película, porque habría flipado el doble), sino la forma de escribirla. Suzanne Collins describe, para mi gusto, muy bien las situaciones y las sensaciones. Consigue ponerte en un lugar en el que gracias a Dios nunca nos encontramos, y eso aún con la diferencia de edad que en mi caso existe con la protagonista. Y es que esta novela, a pesar de estar dirigida (principalmente) al público juvenil, cosa por otro lado bastante discutible, es atractiva también para un público adulto, porque aunque los personajes principales son adolescentes, lo que conocemos de ellos son sus personalidades, sus sensaciones y sobre todo sus habilidades para sobrevivir en un medio hostil.

Claro, esta novela no va de adolescentes en el instituto y sus amores y desamores, sino de chicos intentando sobrevivir a una muerte segura para todos menos uno. Por tanto, como los sentimientos que más nos alejan a los adultos de ellos, en general, son los relativos a las relaciones personales, no los de supervivencia, y así yo me pude identificar, o conectar, con Katniss.

Lo que más miedo da de este libro es el hecho de Los Juegos del Hambre en sí, una especie de Supervivientes a lo bestia, que nos hace pensar hacia dónde va nuestra televisión, donde cada vez hay más realities de todo tipo. ¿Nos quedaremos en el morbillo cutre y las búsquedas del amor? Esperemos que sí.

En definitiva, que si queda alguien que aún no lo haya leído, yo se lo recomiendo. De hecho, voy a seguir con la trilogía, a ver qué le depara a Panem.

"'Why did she want a coal miner if she could've had you?' And he said, 'Because when he sings... even the birds stop to listen.'".

Libros en la serie:
2. Catching fire (En llamas)
3. Mockingjay (Sinsajo)

lunes, 7 de agosto de 2017

Para leer en agosto

Hace un par de entradas os planteaba, así un poco entre dudas por mí misma, futuras lecturas que iba a hacer. Y ¡oh! ya me he leído dos de esos libros, así que vamos allá a por otro montoncillo de próximas historias.

De aquellas propuestas ya me leí Me llamo Lucy Barton, libro del que además ya os hice reseña, y The hunger games, que tengo pendiente comentaros y que me gustó mucho, además de ser mi vuelta al inglés :). Me quedó por leer Un árbol crece en Brooklyn, así que aquí os traigo ese y otros tres como lecturas auto-propuestas para agosto.


Como os digo, el libro de Betty Smith se me ha acumulado para este mes, porque además hice una pequeña excursión a la biblioteca, por lo que se le ha adelantado El camino inmortal, de Jean-Christophe Rufin. Este lo extraje del de Lucy Barton, pues son de la misma editorial (Duomo) y venía en aquel como publicidad (y yo lo apunto todo). No tenía ni idea de qué iba hasta que lo tuve en la mano; es la experiencia del autor haciendo el Camino de Santiago. Me lo estoy leyendo aún, ya os contaré.

El otro que me llevé a casa fue Amy e Isabelle, repito con Elizabeth Strout. No tengo ni idea de qué va, este lo escogí por ser de la autora, que me gustó su estilo en "Lucy Barton".

Por último, otra de las sugerencias de Duomo era El vagón de las mujeres, de Anita Nair, libro que yo ya tenía en casa de otra editorial y que me lo he puesto a la cola. Creo que lo compré en su día por mono, porque ni conozco a la autora, ni sé de qué va. ¿Sorprendidos? Jajaja.

¿Qué leeréis en agosto? ¿Conocéis alguno de estos libros?

miércoles, 2 de agosto de 2017

Julio 2017

Este mes ha sido pobre. No malo, pero escaso en cantidad, tanto de lecturas como de películas (que fueron cero patatero) o series. En cuanto a libros he terminado uno. ¡¡UNO!! Y un cachín de otro, así que nada. Menos mal que ahora parece que estoy leyendo más, básicamente porque tengo más tiempo. Y series vi una sola, también, pero eso me "preocupa" menos ;)

Os lo cuento todo en el siguiente vídeo, que he pensado hacer así este tipo de entradas, a ver qué os parece.


Como siempre, acepto recomendaciones de toooodo tipo ;) ¡Dejaos llevar!

sábado, 29 de julio de 2017

Me llamo Lucy Barton - Elizabeth Strout

Os comentaba en la anterior entrada que había vuelto a una biblioteca después de bastante tiempo, y que había sacado, entre otras, esta novela que tuvo tanta fama cuando salió aquí en España. O al menos yo la veía por todas partes, y me picaba la curiosidad. No sé por qué, la verdad, porque normalmente voy al revés que todo el mundo, jaja. El caso es que esta semana he leído Me llamo Lucy Barton, de Elizabeth Strout.


Título original: My name is Lucy Barton
Año: 2016
Traductor: Flora Casas
Edición: Duomo, 2016
Origen: Biblioteca
Leído: 24-27 julio 2017
Valoración: 3/5


Argumento: (Goodreads) 

En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice. En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.


Opinión:

Lo primero que tengo que decir es que, aunque sí, me ha gustado la novela, no ha sido una cosa tan espectacular como parecía. Aunque eso suele pasarme cada vez que leo algo que ha tenido tanto éxito. Lo importante es que sí, la he disfrutado todo lo que se puede disfrutar Me llamo Lucy Barton.

Empezaré comentando que la autora, Elizabeth Strout, a la que no conocía aún, es Premio Pulitzer con su novela Olive Kitteridge, la cual quiero buscar y leer, obviamente. Y es que la forma de escribir de Strout me pareció tan directa, sin adornos, sencilla pero cargada de todo el significado en "Lucy Barton", que me apetece ver si siempre es así. Además, la hay en Austral, y esa editorial me gusta mucho, jeje.

En Me llamo Lucy Barton hay, básicamente, dos personajes: Lucy y su madre. Lucy cuenta partes de su vida tras haber pasado unos días en el hospital y haber hablado con su madre como nunca lo habían hecho. Hablan de presente, pasado y futuro, y Lucy nos va contando episodios de su vida a los que van haciendo referencia o va recordando ella. Hay momentos duros y momentos tiernos, pero básicamente la vida de Lucy y sus hermanos no fue fácil. Ambos personajes dejan entrever la carga emocional y psicológica que arrastran, y es lo que más me gustó, descubrir "por mí misma" los lastres de cada una. El resto de los personajes no son lo importante del libro, quitando quizá al padre de Lucy, pero conocemos de pasada al marido y las hijas de Lucy, y a Jeremy, un amigo que le dirá algo importante para su futuro, aunque ella no lo sepa.

No es una historia bonita, pero se disfruta. Es una historia de la vida, muy real y muy cruda. Como la vida misma, vaya. Os invito a leerla porque lo guapo de este libro es la forma de contar cosas no tan agradables.

Los libros me aportaban cosas. Eso es lo importante. Hacían que me sintiera menos sola.

miércoles, 26 de julio de 2017

Verano... ¿lector?

El verano es, a priori, una temporada en la que nos relajamos un poquito y podemos leer más tranquilamente. En años pasados eso me ocurrió a mí también, sobre todo porque o estaba estudiando y era mi temporada de descanso, o, como el último, directamente no tenía nada que hacer. Y sí que tuve buenos veranos lectores. En particular recuerdo uno en que "descubrí" las bibliotecas municipales, y me recorrí unas cuantas, para fisgonear, e iba cada semana a la que me queda más cerca de casa.

Este verano sin embargo está siendo como lleva siendo todo el año: caótico. En general, porque no tengo claro hacia dónde voy, y en especial en cuanto a lecturas, porque ¡qué desastre! Empiezo y a mitad me canso, o me apetece otra cosa y luego me da pereza volver a la anterior... y así todo el rato. Un poco como me pasa con el blog, para los que ya estéis por aquí desde antes de este momento 0.3...

Pero en fin, como hay que caerse y volverse a levantar, sigo peleando contra mi pasividad lectora y os comento en qué estaré metida las próximas semanas.


El lunes pasé, después de mucho tiempo, por una biblioteca precisamente. Y entre otras cosillas que todavía no comentaré, porque igual ni lo leo al ritmo que llevo, me traje Me llamo Lucy Barton, de Elizabeth Strout. Lo cogí por la fama que tiene, que fue como un boom aquí cuando salió, y además la edición, de Duomo, me pareció muy atractiva por la forma. En fin, que con él estoy, y aunque me está gustando, tampoco veo el punto revelador de tanta emoción. Lo que sí me está gustando es la forma de escribir de la autora, por lo que es probable que busque otros suyos. Autora que por cierto es Premio Pulitzer, no sé con qué obra porque aún no investigué.

Los otros dos, y con ello os descubro uno de mis "secretos", los elegí por salir en un blog, del cual puede que os hable con el tiempo, aún es pronto. El caso es que cuando me atasco, o esporádicamente simplemente, cojo un blog, desde el principio, y me apunto las lecturas que recomienda. Sí, así soy yo. Y en este en el que acabé, recomendaba en sus primeros posts Los juegos del hambre de Suzanne Collins, que yo me leeré en inglés 1) porque lo tengo y 2) porque ya vi la peli, y Un árbol crece en Brooklyn, de Betty Smith. Este último es un libro que debí empezar ya como cuatro veces, y en algún punto me aburre y lo dejo. Es lento, y quizá sea por eso, pero espero que esta sea su vez definitiva.

¡Gracias por estar/seguir ahí! Leamos.